Cómo hacer tu oficina más productiva

Todos sabemos que las empresas que propician un ambiente de productividad tienden a tener mejores resultados ya que cuando se es productivo, se trabaja en menos tiempo y se es más eficiente (se hacen mejor las cosas).

La productividad reduce costos, ahorra tiempo, y el estrés se ausenta en un porcentaje considerable, por lo que cualquier empleador quisiera generar ese ambiente para sus colaboradores.

Por las razones anteriores te traigo consejos sobre cómo hacer más productivo tu lugar de trabajo. Y como emprendedor, empleador, dueño de negocio o como te consideres, debes empezar por tu propio espacio.

 

Que tu oficina tenga un buen diseño

Ser muy productivo implica, entre otras cosas, tener un buen diseño. El ambiente físico en el que trabajamos influye mucho en nuestro ánimo, por lo que sería adecuado decorar el lugar de trabajo como quisiéramos verlo. Accesorios que hablen del trabajo que realizas, o parecidos al ambiente de tu hogar, lo que realmente te guste.

Con lo anterior en ejecución te darás cuenta de que al instante sentirás el cambio y tu espacio se verá más fresco y cómodo. No te limites a poner la oficina o lugar de trabajo como quieres hasta el más mínimo detalle. Consulta a tus colaboradores sobre cómo quieren que se vea el lugar y si necesario animales a que participen de esa actividad.

 

La conectividad debe ser 1A

Es importante que tus colaboradores tengan una vía instantánea para comunicarse. Es mejor que pararse de un departamento a otro, aunque exista el teléfono.  La conectividad es importante en este sentido.

Sin embargo debemos tener control sobre lo que hacemos al estar conectados ya que nos puede distraer y disminuir la productividad, porque debemos usarlo en las necesidades reales.

La conectividad permite también que la información necesaria nos llegue a tiempo y podamos resolver cualquier inconveniente.

 

Acomoda a tus colaboradores

En las empresas los empleados suelen no hablar mucho sobre lo incómodos que puedan estar, por lo que tú debes analizar y preguntar a tus colaboradores si se sienten cómodos en sus puestos y acomodarlos lo mejor posible. No se trata de estar en una posición en la que nos quedemos dormidos, sino donde en realidad seamos productivos.

Aunque depende mucho de la posición corporal que tú y tu equipo tengan al estar sentados, es necesario contar con elementos ergonómicos y cómodos, y evitar así dolores de espalda y cuello.

No es menos cierto que durante el día tú y tu personal se levantaran de vez en cuando de su sillón, pero lo mejor sería que no fuera por dolores provocados por asientos incómodos.

 

La iluminación

Estudios indican que se es más productivo en un lugar adecuadamente iluminado, e incluso las personas suelen ser movidas a comprar un producto si está en lugar con suficiente luz.

La luz natural es la que más productividad aporta. Por lo tanto, si te es posible contar con espacios ampliamente iluminados por luz natural, mucho mejor.

A nuestro cerebro se le agotan mas rápido las energías cuando se concentra en un lugar con poca luz para ver que cuando el lugar está debidamente iluminado. Entonces tener una oficina con ventanas amplias, por donde entre la luz, te ayudará a estar mucho más cómodo en el puesto de trabajo.

Pero debemos tener cuidado con la iluminación. Un lugar con exageración de luz provoca dolores de cabeza como en el caso de las computadoras. La pintura del lugar es también importante y la combinación adecuada de estos será de provecho a tus colaboradores. Colores claros, según el tipo de actividad comercial que realices o los colores de tu marca.

 

Elimina algunas cosas

Cajones, herramientas, cosas que provoquen un fuerte olor, sea bueno o malo son algunos ejemplo de elementos que no deberían estar en tu lugar de trabajo ya que son de distracción, ejemplo: las cajas suelen tener papeles que creemos inútiles y nos hacen perder tiempo buscando en ellas si hay algún documento que se nos ha extraviado, hace que lo que no nos sirva en el momento llegue a ella (la caja). Si no tuviéramos cosas como una caja tendríamos todo completamente en orden y seriamos en ese sentido, más productivos.

Y qué decir de los olores fuertes. Algunos causan nauseas, dolores de cabeza, incomodidad en general por lo que debemos evitarlos.

 

Habilita áreas de inspiración

Quizás este consejo no aplique a todo tipo de trabajo pero te lo menciono porque hay trabajos que requieren de inspiración.

Si trabajamos en diseño, debemos contar con un área donde nos sentemos por un momento a generar y concatenar nuestras ideas. No todas las inspiraciones llegan en el mismo lugar, ni a todo el mundo le funciona esto; suena extraño, pero algunos entenderán. Sin embargo un lugar que genere creatividad será de provecho para tus colaboradores.

 

No al ruido

Hay quienes trabajan con los oídos ocupados por auriculares y otros son productivos sin escuchar nada. Lo cierto es que puedes dejar a opción de tus trabajadores el poner música de fondo o no, según sus hábitos, siempre y cuando los haga ser más productivos.

Aunque una música de fondo con un volumen sumamente decente no habría problemas, debes siempre pedir la opinión de tus colaboradores para que estén cómodos en este sentido.

Bueno, estos han sido algunos consejos que se te serán útiles. No te limites a estos y busca otros que sean de provecho para tu negocio. Puedes compartirlo conmigo dejando un comentario.