Agencia


Las cuatro grandes palabras del marketing

En días pasados, publicamos un video en nuestras redes donde nuestro Director de Marketing daba unas pinceladas del poder que tienen ciertas palabras en el mercado, que sabiamente utilizadas impactarían la decisión de compra del cliente en menos de lo canta un gallo.

Las palabras clave, mágicas, grandes, o como le queramos llamar son realmente más de cuatro. Pero hoy quiero darles razones por las cuales las palabras tu, nuevo, gratis y garantía nos prenden el foco a la hora de realizar una compra.

Recientes estudios de comportamiento económico, y psicológico indican que estas palabras despiertan el instinto de compra en los consumidores, los enganchan en un nivel subconsciente e incrementa las posibilidades de que los minoristas realicen una venta. Entonces, ¿Qué es lo que tienen estas palabras que llaman tanto nuestra atención?….Veamos!!

El poder de la palabra tú es más fuerte que la palabra dinero, según los mercadólogos, pues los consumidores se sienten muy bien identificados  cuando nos dirigimos a ellos de manera directa. Solemos ser de ego alto y al referirse a nosotros con la palabra tu, la marca vendedora despierta en nosotros esa sensación de que ¨el producto es mío¨, sensación causada por la conexión entre el producto y tu.

Las descripciones de productos no solo son atractivas con la palabra tu, sino también la palabra ¨ tuyo¨ o ¨tuyos¨. La idea es que relacionemos al cliente con cosas que podría hacer o tener si realiza la compra.

Ejemplo: Cuatro claves para lograr el éxito en tu negocio y en tu vida.

La idea es que al involucrar la palabra “tú”, el consumidor se visualice resolviendo un problema o necesidad teniendo el producto en sus manos.

Así que, debes analizar la publicidad del producto en tu negocio para verificar si la palabra ¨tu¨ está incluida y hacer los arreglos necesarios para generar las ventas que tanto anhelas.

  1. Nuevo

Pensar en ¨nuevo¨ es pensar en algo mejor. Suena reemplazo o quizás algo más bonito o más limpio. Nuestro subconsciente busca sinónimos visuales, o sea, imagina qué es lo que implica algo nuevo para esa persona.

Los nuevos productos que vemos, nos hacen quererlos de inmediato. Aunque no tengamos dinero y aunque sepamos que no es necesario, a nuestra mente llegan pensamientos como ¨Que tal si cambio de teléfono¨ o ¨Cómo se vería una pantalla plana en vez de este televisor tradicional ¨

Descripciones como ¨este dispositivo Macbook tiene un nuevo diseño, con nueva tecnología¨ nos hace pensar que el dispositivo que tenemos es obsoleto, anticuado y eso nos lleva a desear el nuevo.

En el caso de los productos comestibles, como por ejemplo, un nuevo sabor de helado, la tentación es aun más fuerte. Nuestro paladar busca siempre nuevas sensaciones y sabores porque asociamos lo nuevo, en todos sus ámbitos, con lo positivo.

En cualquiera de los productos o servicios que vendas, sin importar el tipo, busca siempre una casilla con lo nuevo y comunícalo en grande. Si tienes un blog, tienda en línea o vendes por las redes, asegúrate de siempre poner en tus anuncios la palabra NUEVO.

  1. Gratis

La palabra gratis, al igual que la oferta parece un tanto engañosa, pero conveniente. Lo gratis no solo implica la ausencia de precio, como por ejemplo, calendarios gratis o consultas
gratis. Es una poderosa atracción para comprar productos que no necesitemos por el simple hecho de que trae algo gratis. Esto
hace que los consumidores tomen la decisión de compra más rápido.

Otro ejemplo más claro es: veo un detergente en polvo que trae un limpiador líquido gratis. En realidad no necesito eso porque tengo suficiente en casa, pero me lo llevo porque es una oferta que no puedo desaprovechar.

Algunas grandes empresas han utilizado esta palabra obteniendo grandes resultados, principalmente aquellas que ofrecen envíos gratis. Lo que más espera un consumidor después de su compra en Internet es tener un envío gratis que lo haga compensar en algo el gasto en el que incurrió, aunque la compra implique un gasto por encima de lo que pensábamos pagar, ya que algunas tiendas online establecen un mínimo para conseguir el envío gratis.

  1. Garantía

¡Qué seguridad siento al saber que si compro algo y se daña, puedo regresarlo, cambiarlo o pedir de vuelta mi dinero!…

Aunque algunas condiciones apliquen, lo cierto es que la palabra garantía nos hace quitarnos un peso de encima en muchas de nuestras compras.

Esta palabra se ha enmarcado más en las ventas fuera de la red que en ella. Los electrodomésticos, los vehículos, un celular, etc. La realidad es que toda estrategia de marketing en el comercio electrónico debería incluir la palabra garantía.

Si te ofrecieran un producto por más barato que sea, si no tiene garantía, ¿lo comprarías? La gente prefiere pagar algo más de dinero por productos o servicios que tengan garantía que aquellos que no. La gente quiere seguridad, y si no se la damos, nos quedaremos atrás.

Estudios sobre el comportamiento muestran que le tenemos pánico a perder algo. Nos gusta sentir seguridad y el marketing se encarga de ello utilizando la palabra garantía en sus anuncios.
Así que incluye en tus promesas de venta la palabra “garantía”. Asegúrate de  crear unas políticas de devolución, condiciones para calificar en la devolución de dinero o cambio de un producto por otro.

Comenta sobre otras palabras que consideres ¨mágicas ¨ o cuéntanos de algún producto que llamó tu atención porque su anuncio incluía una de las palabras que mencionamos más arriba. Gracias por siempre visitarnos. Espero que este y todos los articulos de SoluMedios te estén ayudando en tus esfuerzos de marketing.