Áreas de la agencia

Creencias erróneas de los emprendedores digitales.

Es seguro que hemos escuchado acerca de emprendedores que quieren iniciarse en negocios digitales porque las inversiones y costos son mínimas, porque no hay mucho que perder, porque será fácil trabajar solo y quedarse con toda la ganancia, etc., etc., etc.

Aunque en algo de todo lo anterior hay cierto porcentaje de veracidad, no es menos cierto que nos han inculcado la cultura de que se puede ganar mucho invirtiendo poco y no en todo caso es así de sencillo. Estas son creencias fundamentadas en una concepción equivocada de cómo funcionan los negocios en la red, alimentada por extraños casos de éxito.

Es suficiente vender un buen producto. 

Uno de los errores comunes entre algunos emprendedores digitales es el de creer que, con vender un producto de calidad, todo lo demás llegara por sí solo.  

Debemos lograr que al mercado le guste nuestros productos tanto como a nosotros ya que el emprendedor digital suele enamorarse de su producto sin tomar en cuenta que es el mercado que tiene que enamorarse de su producto al punto de comprarlo.

Para ser más claros, si estas consciente de que tu producto es bueno, debes aplicar un buen plan de marketing. Si la gente no se entera de que tu producto existe, entonces no valdrá la pena. Continúa visitando nuestro blog y te diremos más adelante como crear uno.
Cero inversión.

El hecho de pensar que, para tener éxito en un negocio online, no es necesario invertir dinero, y que se puede empezar desde cero, es una de las vislumbres de fracaso de muchos emprendedores.

El origen de estas ideas está, como te expliqué en el punto anterior, en las historias contadas por la minoría que ha llegado al éxito de sus negocios sin la inversión financiera. Casos reales hay, pero el porcentaje es muy mínimo y seria cuestarriba tomar el riesgo sin necesidad.

Hemos leído de casos de éxito, y creemos que nos pude suceder también a nosotros, lo tomamos como la norma sin tomar en cuenta que es la minoría quien lo consigue. Te reitero, si se presenta la oportunidad para invertir en publicidad, mejoras en tu web, fotos de tus productos, una fanpage bien atendida, contenido de calidad en tu blog, etc., hazlo ya! Puedes hacerlo poco a poco, pues de eso se trata, de gatear, dar pasitos, caminar, correr y por fin volar.

Emprender un negocio digital no es tan sencillo. No se trata de montar una web y empezar a ganar dinero. Es necesario invertir si queremos ver resultados.

Lo barato resulta

Las cosas baratas no siempre funcionan. En muchas ocasiones nuestra circunstancia nos lleva a recurrir a lo barato. De lo contrario  contrataríamos a las empresas más prestigiosas para que se encarguen de nuestras necesidades. Sin embargo, cuando nos vemos con los beneficios por debajo de nuestras expectativas nos vemos obligados a contar con servicios que pudieran atrasar el logro de nuestros objetivos. Se puede presentar el momento en el que tengamos que acudir a lo barato, pero desde que podamos incursionar en algo mas optimo, aprovechémoslo. Suele pasar, por experiencia lo digo, que contratar un servicio barato puede salir caro y a veces  es mejor no tenerlo que empeorar tu situación. Ejemplo: contratar un servicio de internet que cuando está nublado empiece a fallar. Así que recuerda incurrir a lo barato por necesidad es un derecho, pero desde que puedas aumentar la calidad, hazlo de una vez.

Hacerlo solo

Encargarse uno solo de absolutamente todo y conseguir grandes resultados es el deseo de todos. No pagar sueldo o igualas, no contratar los servicios de nadie. !Si así fuera….! Pero la realidad es otra.

No es un secreto que encargarse de todo al inicio es lo mejor, es lo viable, aunque no todo se pude hacer solo al principio, pero a medida que vallamos creciendo es la norma hacer un equipo donde podamos apoyarnos y trabajar mejor. Es imposible que tú sepas de absolutamente todo. No tendrás necesariamente que contratar grandes compañías pero sí a freelances que te ayuden en cosas como hacer un logo, retoques en el código, vender tu producto en las redes sociales, hacerte SEO, en el caso de una página web.

Recuerda, invertir en gente que sepa muy bien hacer su trabajo es una inversión que de seguro te retornará buenos beneficios.

Hay menos competencia que en los negocios tradicionales

Las grandes oportunidades que los negocios digitales ofrecen generan mucha más competencia por el hecho de que los costes son más bajos que en los negocios físicos. Por lo tanto hay mucha más competencia en el comercio digital.

La competencia en la red es de terror. Si no tienes eso claro podrías quedarte atrás y postergar tu éxito. Hay mucha competencia. Hay muchos negocios en línea que se dedican a lo mismo que tu y aunque el mundo es muy basto, el internet es muy grande y hay oportunidades para ti, ese no es el pensar de la competencia –lo quieren todo.

Ten presente que el público va a donde se le ofrezcan mejores condiciones ¡Y hay muchísimas personas ofreciendo diferentes condiciones en el mercado digital! Por lo tanto pensar en que tienes más competencias que clientes te ayudará a enfocarte en las estrategias para que tu producto sea más atractivo.

Seré rico muy pronto

Nuestro mayor sueño: ser rico en un año. Si bien es cierto que un negocio es como un bebe y como tal necesita agotar etapas. El hecho de que un negocio puede llegar al éxito más rápido que otros, o sea puede pasar sus etapas más rápido que otros, no deja de lado la realidad del tiempo y del esfuerzo.

Por lo tanto, se requiere de tiempo para aprender, tiempo poner en práctica y ver los frutos de nuestro negocio. Tiempo para ver en peligro tu negocio por una mala decisión tomada y tiempo de enmendar aquello que te hizo flaquear. Mientras pasa el tiempo trabaja duro, para que adquieras la madurez que tu negocio necesita, para marchar y que puedas llenar tus expectativas financieras poco a poco.

Cuéntanos cuales otros errores consideras que cometen los emprendedores digitales. ¿Puedes contar alguna experiencia? Déjanos un comentario al respecto.

Articulos Relacionados :