Agencia


Cómo organizarse para crear múltiples fuentes de ingreso

Hoy en día decimos que el tiempo pasa volando. O será que cada vez nos ocupamos más en los afanes de cada día que no nos alcanza el día para todo lo que tenemos en agenda y por ello nos hacemos la idea de que el tiempo realmente pasa rápido.

Se dice que cuando perdemos tiempo, perdemos dinero; por lo que el tiempo y el dinero van de la mano. Como no nos da el tiempo, el dinero tampoco. Siempre estamos sobregirados, el presupuesto no nos da para cubrir nuestras necesidades y caprichos, y no contamos con suficiente tiempo para incursionar en otras cosas para ganar algo de dinero extra. Es por ello que hoy te traigo unos tips, – unos conocidos, otros nuevos – para que te organices si piensas generar varias fuentes de ingresos que te ayuden a sobrellevar las exigencias del mundo de hoy. Estos tips te ayudarán a tener más entradas, aunque sacrifiques un poco más de tiempo.

Una fuente de ingreso segura

Lograr otros ingresos implica tener una base firme, o sea, un ingreso seguro que te permita, no solo cubrir tus gastos, sino invertir parte de él en otros proyectos, para generar otros ingresos.

Así que, si eres empleado o propietario de un negocio, asegúrate de tener de dónde sostenerte para pasar al siguiente escalón.

Gasta menos

Siempre hay algún gasto que puedas eliminar o reducir. Vale la pena hacer un análisis de tus gastos para saber cuáles disminuir o eliminar, por lo que gastar menos te traerá la posibilidad de ahorrar o invertir en otras formas de ganar efectivo.

Presupuéstate

Si cuentas con un presupuesto, sabrás, en base a tus ingresos, en qué gastas tu dinero y puedas tener un mejor entendimiento de tus finanzas. Este presupuesto puede tener campos como ingresos, otros ingresos, gastos, ahorro, entre otros (visita nuestro arsenal de recursos para que puedas descargar gratis un modelo de presupuesto que te ayudará bastante a manejar tus finanzas).

Qué te hace único o especial

Más allá del oficio al que nos dediquemos, normalmente tenemos otros talentos que nos hacen especiales y hasta únicos, y podemos sacar provecho de ello. Así que detente, toma papel y lápiz y dale un vistazo a las habilidades y conocimientos en los que puedes aportar a otros mientras al mismo tiempo sacas provecho económico de ello.

No creas que no tienes habilidades extras a las que ya desempeñas en tu trabajo o negocio. Debes tener presente que la gente no lo sabe todo y te buscará por aquello que se le dificulte hacer o no sepan. Algo de eso debes saber tú.

Ideas, ideas.

Luego de la larga lista de esas habilidades que, estoy segura habrás hecho, ponte a pensar cuáles fuentes de ingreso podrías sacar de ello que se relacione con las áreas en la que sabes desempeñarte. Esas ideas te llevarán a pensar en lo siguiente:

¿Con qué tiempo cuento para dedicarme a ello?

¿Cuánto  dinero en promedio puede generarme este oficio?

¿Si solo yo sé de esto, que pasará cuando no pueda hacerlo?

¿Realmente disfruto de esta actividad?

¿Cuánto de inversión requerirá este nuevo pasatiempo?

Identificando tu nicho

Normalmente cuando tengas esa actividad en la que pretendes ganar ingresos extra, habrá gente que también se dedique a lo mismo por lo que debe pensar en:

  • ¿Qué te hace mejor que la competencia?
  • ¿En qué te destacarás?

Ejemplo: venderé zapatos, pero para niños de 4 años, juveniles, para adultos de la tercera edad, solo para mujeres, solo hombres, deportivo o para bailarinas de ballet, etc.

El mercado es muy amplio y si no estás seguro de tu mercado, puede ser que termines vendiendo lo mismo que muchos otros. Aunque el producto o servicio sea igual que los demás, piensa qué problema puede resolverle a la gente tu talento o conocimiento para que puedas identificar tu nicho de mercado. Luego de pensarlo por un tiempo te darás cuenta de que tu valor se aplica a un grupo específico de gente.

Si aun estás estancado, comparte tu pasión con otros a través de las redes sociales. Incluye un espacio donde los clientes potenciales puedan dejar un email y sus comentarios. Crea un blog donde los clientes potenciales puedan dejar sus coments, suscribirse y, una vez que hayas creado una lista de emails, puedes pedirle feedback o recomendaciones a tu comunidad basadas en sus necesidades o deseos personales.

Dedica tiempo

Aquí se pone muy regia la situación. Si eres empleado y tienes familia, te será cuesta arriba dedicar mucho tiempo, pero te insto a que disminuyas las horas de ocio en tu tiempo libre. Es en este punto donde deberás ser más creativo y decidir si levantarte más temprano, acostarte más tarde y sacrificar unos minutos de tu hora de almuerzo.

Al inicio puede llegar a ser agotador pero una vez que le hayas agarrado el ritmo, tus distintas fuentes de ingreso funcionarán de forma más automática; y si esta idea o producto es algo que amas y te apasiona, entonces decidirás si buscar a alguien que sepa hacerlo como tú y emplearlo en ello para serte de ayuda.

No tantos proyectos a la vez

“Con demasiados proyectos a la vez puedes acabar perdiendo el enfoque y tu tiempo. Cuando un proyecto nuevo surja, ya el anterior debe tener un equipo conformado, sino fracasarás y te agotarás física y mentalmente. Inicia con un solo proyecto. Recuerda pensar en uno que te quite el menor tiempo posible.

Bueno, creo que estos consejos te serán de ayuda. ¿Qué crees que haga falta? Déjanos un coment y no dejes de visitar nuestro blog porque más adelante traeremos ejemplos de fuentes de ingreso que te ahorrarán mucho en inversión, costos, tiempo y esfuerzo.